Reseña "La tienda"

sábado, 7 de abril de 2012

¿Cuántas veces no te ha pasado que ibas tan tranquilo/a andando por la calle y de repente has visto algo en un escaparate que ha llamado poderosamente tu atención? Algo sumamente llamativo, original o quizá con algún tipo especial de significado para ti. ¿Y no has llegado a pensar que ese objeto, capaz de despertar en ti una forma tan primitiva de deseo, tenía que llegar a ser tuyo de la manera que fuese, costara lo que costara? De esta premisa tan peculiar parte el argumento de La tienda, mi más reciente (y estoy convencido de que no será la última) adquisición del escritor estadounidense Stephen King. Está claro que, tratándose de uno de mis autores favoritos y contando con el desbordante talento del que ya era conocedor, algo bueno tenía que salir de todo esto. Si bien el factor sorpresa se ha quedado ya un poco desgastado y el final del libro me ha parecido que desluce bastante la impresión general de la obra, he de decir que el resultado último ha sido más que satisfactorio. 




Título: La tienda
Autor: Stephen King
Año de publicación: 2009 (1991 en la ed. original)
Género: Novela, terror
Editorial: DeBolsillo
Páginas: 954
PVP: 11,95
ISBN: 9788483468746

Sinopsis

En el pueblo de Castle Rock, en el estado de Maine, acaba de abrir sus puertas una tienda nueva: Cosas Necesarias. En ella venden ese objeto que llevas buscando tanto tiempo, o que quizá no hayas buscado jamás, aunque con solo verlo sabrás que lo necesitas sin falta. Simplemente debes pagar por ello un precio pactado, casi irrisorio, y añadirle algo más: un trato, un favor, una travesura inocente en apariencia, para que sea tuyo para siempre. Leland Gaunt, el extraño propietario de la tienda, sabe cuánto estás dispuesto a pagar... y puede que en el precio vaya incluido un asesinato.

"De vez en cuando, todos tenemos algún encontronazo con los demás, pero en general las cosas van tirando. O así ha sucedido hasta ahora. Pero tengo que confiarte un secreto, amigo mío. Un secreto muy serio. [...] Creo que se avecinan problemas."

Opinión

Lo primero con lo que te encuentras al llegar a Castle Rock, un pueblo de Maine lo suficientemente pequeño como para que todos sus habitantes se conozcan, es un misterioso narrador cuya identidad se desconoce y que nos pone rápidamente en situación contándonos los más frescos cotilleos de la zona. Resulta que los ánimos están un poco caldeados porque la iglesia católica de Castle Rock está a punto de organizar una Noche de Casino con el objetivo de recaudar fondos destinados a una obra de caridad. Sin embargo, los miembros de la comunidad baptista no están nada contentos con esta celebración producto de las diabólicas maquinaciones de Satanás y aunque nadie se atreve a plantearla, existe una alta probabilidad de que los baptistas de Castle Rock decidan sabotear la Noche de Casino. Ajenos a estas disputas entre católicos y baptistas, hallamos entre otros a Polly Chalmers, una mujer con un oscuro pasado que atraviesa una época difícil debido a una dolorosa enfermedad, a Danforth Keeton, un funcionario público que ha provocado un agujero de miles de dólares en las arcas del ayuntamiento por su adicción a las carreras de caballos, al comisario Alan Pangborn, quien perdió a su mujer y a su único hijo en un aparatoso accidente de carretera, o a Brian Rusk, un joven adolescente coleccionista de cromos que se convertirá, sin saberlo ni quererlo, en el encargado de desencadenar una auténtica matanza.

"-El precio de un objeto como ese, y de la mayoría de las cosas buenas que vendo, las realmente interesantes... depende del comprador. De lo que el comprador esté dispuesto a pagar. ¿Qué estarías dispuesto a pagar tú, Brian?"

Todo comienza el gran día de la inauguración de Cosas Necesarias, una nueva tienda que ha aparecido no se sabe muy bien de dónde, pero que está a cargo de Leland Gaunt, un verdadero artista en el arte de la sugestión. Cosas Necesarias es un lugar en el que puedes encontrar aparentemente de todo, y es por eso que seas quien seas, tengas los gustos que tengas, es muy difícil que el señor Gaunt no tenga un artilugio reservado para ti. Por muy caro que pueda parecer, a Leland Gaunt poco le importa el dinero: lo único que desea es que a cambio de su mercancía, le devuelvas el favor gastándole una pequeña broma a alguien del pueblo. Una minucia, tan solo una inocentada como por ejemplo reventar las ruedas de un coche, arrojar piedras a la fachada de una casa o dejar una pequeña nota en el interior de un cajón y el objeto de tus sueños será tuyo para siempre. La primera vez que cogí el libro entre mis manos no lo pude soltar durante las primeras 400 páginas, totalmente absorto en el relato de cómo todos los habitantes de Castle Rock se iban adentrando en la tienda de Gaunt para comprar y, arrastrados por su influjo sobrenatural, comenzaban a alimentar las rencillas que hay entre los habitantes del pueblo, sembrando el caos por todo Castle Rock. Sencillamente fascinante.
     Los personajes que aparecen en La tienda son tal y como nos tiene acostumbrados Stephen King, coherentes, complejos y adictivos. Es imposible no sentirse encariñado con los que más sufren y odiar de manera profunda a los más repelentes. Aunque a decir verdad, la gran mayoría de los personajes de La tienda tienen un poco de ambos lados, algo que los hace más humanos. El ritmo de la novela es algo lento en principio, cuando la tensión aún no es un hecho palpable sino que se masca en el ambiente, pero a partir de cierto momento, mientras las primeras víctimas de las maquinaciones de Gaunt comienzan a teñir las calles de Castle Rock con su sangre, la acción sube de manera vertiginosa hasta el final (un tanto descafeinado) de la misma.

"Tal vez el amor hiciera girar el mundo, pero Polly estaba convencida de que eran los gritos y las lágrimas de los malheridos y de quienes sufrían penosos dolores lo que movía el universo en torno al gran poste de cristal de su eje."

La tienda es un libro que no está hecho para las personas que solo son capaces de leer "un rato", te mantiene enganchado a las intrigas de los ciudadanos de Castle Rock, una historia rica a más no poder, con situaciones y escenarios muy diversos, repleto de giros argumentales espectaculares e impactantes como en muy pocos libros podemos encontrar. Un aspecto que no a todo el mundo agradará es que, como en muchos otros títulos de King, abundan las escenas violentas, que aunque son breves, están descritas de manera muy cruda e incluso repulsiva, con tripas, sesos y demás trozos de carne deambulando por doquier: es decir, no apta para todos los estómagos. El terreno de lo sobrenatural también está bastante cultivado en este libro, más incluso que el miedo. Pero dejando un poco de lado el nivel de reparo/asco que producen ciertos pasajes, La tienda me ha parecido además un libro con un trasfondo filosófico e incluso psicológico bastante grande. Cuando te paras a reflexionar (tampoco mucho, que en el libro viene todo muy bien explicado) en las películas que se monta la gente en lo relativo a sus relaciones con los seres humanos, y los motivos que impulsan cada una de sus acciones, llegas a darte cuenta de que a veces caemos en el error de imputar malos motivos a los demás y de confiar en fuentes de información poco fiables que tergiversan las cosas, en lugar de comprobarlas por nosotros mismos. Eso, y que los problemas se solucionan hablando.

"-Quiero que me prometas una cosa. [...]
Sean notó la entrepierna mojada y caliente. Jamás en su corta vida había tenido tanto miedo.
-Quiero que me prometas que nunca entrarás en la tienda nueva."

Y llegados al final de esta reseña, lo único de lo que me queda hablar es precisamente de eso, del final. Bueno, el "final". No os asustéis, la historia queda bien cerrada, pero me ha chocado un poco que ya que te has tomado la molestia de escribir un libro de casi 1000 páginas en el que suceden un montón de cosas, no pretendas acabarlo todo en un par de párrafos. Me ha faltado un poco de espectáculo, ese toque épico del que sí hacen gala otros de sus libros. Pero bueno, otra vez será. A pesar de todo, el final no es más que una pequeña mancha en un mantel que solo se ve por lo limpia y reluciente que está el resto de la mesa. En definitiva, si te gusta King, vas a disfrutar como un enano de La tienda, que se parece bastante en estructura a La cúpula, y si eres de a los que les da un poco de reparo iniciarse con este autor por su fama de "Maestro del terror", no te preocupes, tienes ante ti una oportunidad perfecta para empezar. Lo que tengo muy claro después de haber hecho esta reseña es, que si algún día me encuentro una tienda llamada Cosas Necesarias, sin duda este libro merece hallarse en su interior.

Puntuación

La tienda

5/5

Estremecedor

11 comentarios :

  1. Hola!
    No conocía este libro de King. No hace falta decir queme lo apunto sin dudarlo.
    Muy buena reseña^^
    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Nunca había oído sobre este libro de King. Pero no pinta naaaaada mal, lo voy a tener en cuenta. Gracias por la reseña ^^

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  3. Yo también me acabo de leer este libro hace poco. Me gustó bastante, aunque me gustó mucho más La Cúpula, ya que la has mencionado...
    Con el final me pasó un poco lo que a ti... quizá eché en falta un poco más del "toque" de King.
    Buena reseña! :)

    ResponderEliminar
  4. No he leído todavía nada de este autor, si, muy mal por mi parte, pero me apunto este título que me ha llamado mucho la atención ^^ gracias por la reseña, un saludito

    ResponderEliminar
  5. Me gusta King, pero 954 páginas me echan para atrás. Tengo previsto leer uno de él en los meses venideros, pero no este. Seguro que me gusta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. No he leído nada de este autor todavía, pero ya es hora de darle una oportunidad! ^^
    ¡Gracias por la reseña, un beso!

    ResponderEliminar
  7. Si algo tiene stephen king es que sus obras no dejan indiferentes. Esta no la conocía.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Pronto empezaré a leer obras del autor me encanta leer terror, me gustó mucho la historia de este no lo conocía lo buscaré:D
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Ostras, pues pinta genial, la verdad, me ha dejado totalmente cautivada tu reseña O_O xD.
    Yo tampoco puedo opinar mucho sobre Stephen King porque solamente me he leído suyo 'La larga marcha' (que fue éste año, y de momento, es mi mejor libro del año, también lo digo XDD).
    A ver si éste verano que tendré toooodo el tiempo del mundo me pongo en serio con éste buen señor XD

    ResponderEliminar
  10. Pues no le tengo ganas ni nada desde hace tiempo... ¿Y no tiene un final tan fuerte? Bueno, no pasa nada, es King y sabemos cómo es, lo habrá hecho a posta xD

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  11. Este es uno de los libros mejor logrados de King, y es además un cierre perfecto para el Ciclo de Castle Rock. Me gustó muchísimo, y me aterró el personaje Leland. Eso sí, el final lo encontré un poco precipitado.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

 
Generación Reader © 2012