Reseña "Criadas y señoras"

lunes, 29 de octubre de 2012

Cuando Criadas y señoras apareció por primera vez en el año 2009, la novela debut de Kathryn Stockett se convirtió en un fenómeno casi instantáneo de ventas. Parece ser que la combinación de autor novel + vicisitudes de un grupo de mujeres de distinta clase social caló hondo entre el público estadounidense y en el resto del mundo de forma posterior, tanto que dos años después vio la luz una adaptación del exitoso libro escrito por Stockett y que consiguió estar nominada a los Oscar como mejor película. Sin embargo, lo que nos suele suceder a muchos es que cuanta más cobertura mediática se le da a un producto, menos ganas hay de consumirlo. Por tal motivo he decidido esperar un año para leer esta novela, cuando el componente publicitario por fin ha desaparecido del mapa y los riesgos de sufrir una enorme decepción disminuyen considerablemente. ¿El resultado? Una lectura fantástica, conmovedora y desenfadada que sin duda merece haber llegado tan alto.

Título: Criadas y señoras
Autor: Kathryn Stockett
Año de publicación: 2009
Género: Novela, drama
Editorial: Maeva
Páginas: 560
PVP: 10.00
ISBN: 9788415140047

Sinopsis

Jackson, Misisipi, 1962. Tras acabar sus estudios universitarios, la joven Skeeter vuelve a su casa sin la menor ilusión por buscarse un marido como pretende su madre; Skeeter sueña con una vida diferente, entregada a la literatura. Al conocer a Aibeleen y Minny, que como la mayoría de las mujeres negras de la ciudad se dedican a servir, comienza a imaginar un proyecto clandestino y liberador.

Opinión

La historia de Criadas y señoras se sitúa en Jackson, una pequeña ciudad de Misisipi donde las diferencias entre blancos y negros traspasan el ámbito del servicio doméstico. Las personas de color no solo viven apartadas en sus barrios a las afueras para que los blancos no corran el riesgo de coger una infección, sino que tampoco pueden asistir a las mismas escuelas, ni comprar en las mismas tiendas, ni coger libros de la misma biblioteca en la que ponga un pie algún blanco. En medio de una situación tan desesperada conviven las tres protagonistas de esta historia: Skeeter, una recién licenciada en la universidad que sueña con convertirse en una escritora de éxito, Aibileen, una criada de edad media que acaba de perder a su hijo en un trágico accidente y que trabaja para una mujer fría, distante y con una sorprendente falta de afecto hacia sus propios niños, y por último Minny, la empleada más ingobernable, rebelde y deslenguada de toda la ciudad, que se acaba de quedar sin trabajo por culpa de las mentiras lanzadas contra ella.
     Sin embargo, toda esa rabia contenida ante los incesantes desprecios de la clase alta se desborda cuando Hilly Holbrook, persona artificial donde las haya, mezquina, manipuladora y presidenta de la Liga de Damas de Jackson, decide instalar en cada casa de la zona un cuarto de baño para uso exclusivo de las criadas. Aunque la iniciativa es bien recibida por parte de las socias del club, dicha propuesta supone la ruptura definitiva entre Hilly y Skeeter, quien a partir de ahora dedicará todos sus esfuerzos a sabotear las pretensiones segregacionistas de Hilly.

"Mi vista se agudiza en la oscuridad. Pasado un minuto, puedo verme reflejada en el espejo que hay sobre el lavabo. ¡En cuclillas, como una idiota, sobre el váter de una blanca! ¡Mírate, Minny Jackson! ¡Mira lo que tienes que hacer para ganarte la vida!"

Como contraataque al movimiento racista que se está gestando en el seno de Jackson, Skeeter decide solicitar la ayuda de todas las criadas de la ciudad para escribir un libro anónimo donde queden registrados los espeluznantes testimonios de esas mujeres al servicio de una raza que se cree superior. Pero no todo es tan fácil como Skeeter había imaginado en un principio, y es que cuando las antiguas amigas de Skeeter descubren que algo se está trayendo entre manos, no tardan en hacerle la vida imposible, apartándola de sus actividades sociales o interfiriendo en su vida amorosa. Para las criadas, el temor a quedarse sin trabajo, al maltrato o a cualquier otro tipo de represalia si son descubiertas, impide que muchas de ellas se sientan motivadas a participar en el proyecto. ¿Serán capaces nuestras protagonistas de hacer frente a la férrea oposición de sus conocidos? ¿O conseguirán Hilly y sus compañeras pisotear las ilusiones de media ciudad?
     La novela de Stockett tiene la particularidad de engancharte desde prácticamente la primera página gracias en gran medida a la increíble variedad de personajes, escenarios y situaciones (algunas de ellas disparatadas) que se dan cita en el libro y que no deja lugar al aburrimiento ni a la indiferencia. Con un ritmo trepidante, escrita con un estilo sencillo, absorbente y aderezada con un excelente sentido del humor, la historia de Criadas y señoras nos permite indagar en la psicología de las protagonistas, conocer de forma minuciosa sus circunstancias, motivaciones y reacciones ante lo inesperado al mismo tiempo que se repasan algunos de los acontecimientos históricos más importantes de aquella época convulsa marcada por la lucha en favor de las libertades civiles. 

"Supongo que entonces comprendí lo que significaba la vergüenza y cuál era su color. La vergüenza no es negra como la suciedad, como siempre había creído. La vergüenza es del color de ese uniforme blanco, que para poder pagarlo, tu madre se ha pasado toda la noche planchando."

Una de las cosas que más me han llamado la atención del libro es su acentuado gusto por los contrastes. Lejos de ser una novela pastelosa, superficial o demasiado optimista, Kathryn Stockett sabe manejar la risa y el llanto con un dominio absoluto del tempo, mezclando pasajes hilarantes con otros de carácter más trágico que quedan perfectamente enmarcados en el conjunto de la obra. El argumento va más allá de lo simple, aunque tampoco es que sea demasiado intrincado, tratando temas como el alcoholismo, la violencia machista, el racismo y el aborto con la profundidad que se merecen, describiendo la cara más amarga de las altas esferas sociales. Los personajes que aparecen en ella no se dejan arrastrar por el maniqueísmo, sino que todos y cada uno de ellos poseen luces y sombras que valen la pena explorar, proyectando de ese modo una imagen mucho más humana, realista. Haciendo honor al tono tragicómico que predomina a lo largo del libro, el final de la historia te deja con un sabor de boca un tanto agridulce y con la sensación de que se podrían haber evitado muchas cosas con una pequeña charla. En definitiva, Criadas y señoras me ha parecido una grata e inesperada sorpresa: una novela excelente, sumamente entretenida y bien escrita a pesar de su manifiesta sencillez, una obra impactante, divertida, inolvidable y dulce como una caja de galletas.

Puntuación

Criadas y señoras


11 comentarios :

  1. Me encantaria leerlo y espero hacerlo pronto.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. Es curioso que digas que se hace muy entretenida porque yo justo vi la película, no leí el libro, y el problema que le vi es que se hace un poco pesada. Aunque sí, la historia es muy dulce ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la película no puedo decir nada porque no la he visto, pero el libro me gustó mucho. Besos!

      Eliminar
  3. Yo hace un tiempo vi la película y con la nota que le has puesto, me leo el libro seguro.

    Gracias por la reseña :D

    ResponderEliminar
  4. Creo que me lo voy a leer en navidades que ya le tengo aquí esperando a ser leído, gracias por tu reseña, me has puesto los dientes bien largos ^^ un saludito

    ResponderEliminar
  5. Sí, cuanto más oyes mencionar algo, más asco le coges y menos ganas tienes de leerlo. Así de simple.
    Ains, esta tarde lo he tenido en la mano, pero no con esa portada, que es la que quiero *-* Se venía detrás de mí y esas cosas...
    Lo leeré, no lo dudes :p
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me lo leí hace unos días que estuve malo y se me pasó volando. Muy adictivo :)

      Eliminar
  6. Un libro que muero por tener! pero en las librerias de mi pais está agotado!

    besos!

    ResponderEliminar
  7. Una pena, al final he visto la película antes que leer el libro, y ahora ya no sé si en algún momento lo leeré.
    La película me gustó bastante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. ¡Me encantó! La disfruté plenamente y estoy a las espera de poder la película.

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado mucho, esta novela.. Los personajes protagonistas, encantadores, entrañables. La amistad, que hay entre Aibileen y Minny.

    ResponderEliminar

 
Generación Reader © 2012