Reseña "La historia de Lisey"

miércoles, 10 de octubre de 2012

Una de las cosas que más me fascinan de la literatura (hay unas cuantas) son aquellos libros que hablan sobre libros y el oficio de ser escritor. Novelas como La ladrona de libros, donde una parte importante de la trama recae sobre la relación entre la protagonista y el mundo de las letras, La trilogía de Nueva York, en la que el propio Auster tiene la bendita desfachatez de incluirse como personaje o el sencillamente fascinante 1Q84, que describe de forma minuciosa los entresijos del mundo editorial, son ejemplos perfectos de esta particular corriente denominada "metaliteratura". Pero si hay una novela que indaga en estos temas con una profundidad devastadora y una originalidad desbordante, se trata sin duda alguna de La historia de Lisey, quizá uno de los trabajos más  íntimos y al mismo tiempo más perturbadores que el autor norteamericano Stephen King haya tenido la bondad de escribir. 

Título: La historia de Lisey
Autor: Stephen King
Año de publicación: 2006 (2008)
Género: Novela, fantasía, drama
Editorial: DeBolsillo
Páginas: 608
PVP: 11.95
ISBN: 9788483466773

Sinopsis

Hacía casi dos años que Lisey Debusher Landon había perdido a su marido Scott, después de veinticinco años de matrimonio y de una intimidad tan profunda que a veces les daba miedo. Scott había sido un escritor muy premiado y de gran éxito y también un hombre muy complicado. Al principio de su relación, Lisey tuvo que aprender mucho de él sobre libros, sobre sangre y sobre dálivas. Más adelante supo que había un lugar donde Scott se refugiaba, un lugar que cerraba sus heridas y le aterrorizaba a la vez, que le inspiraba todas las ideas que necesitaba para vivir pero que también podría devorarle. Ahora le toca a Lisey enfrentarse con los demonios de Scott. Le toca a Lisey viajar a Boo'ya Moon. Lo que había empezado con la decisión de la viuda de ordenar los papeles de su marido famoso se convierte en un viaje casi mortal hacia la oscuridad que él habitó...

Opinión

En contra de lo que opina mucha gente y a pesar del apropiado sobrenombre que lo identifica como Maestro de terror, Stephen King no solo se dedica a escribir libros de dicho género. La historia de Lisey nos sitúa en la piel de Lisey Landon, una mujer bien pasada la cuarentena que después de veinticinco años de matrimonio y dos de duelo, ha decidido finalmente plantarse en el despacho de su marido y poner un poco de orden en medio de tanto caos literario. Sin embargo, la tarea que tiene Lisey entre manos se complica gradualmente debido a la presión que ejercen sobre ella editores sin escrúpulos cuyo único objetivo es sacar el mercado una nueva obra post-mortem del escritor. Por si fuera poco, Lisey tendrá que lidiar con los continuos arrebatos de locura que padece su hermana Amanda, algo que no resultará nada fácil teniendo en cuenta que ni la propia Lisey ha conseguido aún restablecer su complicada situación emocional.
     En medio de una situación tan desesperante, Lisey tropieza en el despacho de Scott con una vieja fotografía que desencadena en su cerebro una serie de recuerdos olvidados hace tiempo. A partir de ese preciso momento, Lisey comienza a recordar capítulo a capítulo algunos de los momentos más significativos de su vida conyugal con Scott, recuerdos que en su mayoría evocan escenas alegres, pero entre los cuales de vez en cuando se cuela un atisbo de oscuridad sin límites. Lisey sabe que si comienza a tirar del hilo de la memoria acabará topándose con algo que preferiría no haber conocido nunca, pero a medida que avanza la novela, tanto Lisey como el propio lector se darán cuenta de que una vez derrumbada la primera ficha, es imposible detener el resto de piezas.

"Habría dicho que dos años bastarían para disipar esa sensación de extrañeza, pero no era así. Por lo visto, el tiempo no hacía más que deformar el filo del dolor hasta que en lugar de cortar desgarraba."

El planteamiento de esta novela se va volviendo cada vez más interesante conforme van avanzando las páginas. Hay que reconocer que al principio cuesta mucho engancharse a la trama porque los acontecimientos que se narran van apareciendo de forma deshilvanada, y no es hasta bastante más adelante cuando los distintos capítulos van tomando forma de conjunto. Además, la estructura de la novela es poco menos que peculiar, repleta de flashbacks que se van intercalando con el presente a un ritmo ciertamente vertiginoso, tanto que en ocasiones se hace difícil distinguir entre el pasado y el ahora, la realidad y la ficción que poco a poco va cobrando más presencia en la vida de Lisey. Sin embargo, estos pequeños inconvenientes se van disipando en la misma medida que aumenta el interés del lector, que sin saber realmente cómo, se ve propulsado hacia una historia plagada de misterio, intriga y suspense aderezada con altas dosis de terror psicológico.
     Uno de los principales atractivos de la novela es sin duda alguna su carismática protagonista. Lisey es un excelente personaje, construido con inteligencia, madurez y una capacidad de provocar empatía ciertamente admirable. Las reflexiones que hace Lisey sobre su matrimonio con Scott, la vida en compañía de un hombre  famoso, laureado y aclamado por el público y su papel como esposa obediente, dedicada y sobre todo, enamorada, ayudan en gran medida a describir tanto las luces como las sombras de alguien con una personalidad tan intrincada como la de Scott, un ser atormentado por los monstruos de su niñez. El otro rasgo sobresaliente de La historia de Lisey es la enorme riqueza en cuanto a vocabulario propio se refiere. En este libro te toparás desde el mismo principio con términos tan extraños y extravagantes como Incuck, Babyluv, dáliva, el mal rollo, Boo'ya Moon y cosas por el estilo, palabras que forman parte de ese lenguaje secreto entre Lisey y Scott y del que el lector también se irá haciendo partícipe.

"Para él, escribir un libro era como descubrir un hilo de colores llamativos en la hierba y seguirlo hasta donde te llevara. A veces el hilo se rompía y acababas con las manos vacías, pero a veces, si tenías suerte, si eras valiente y perseverabas, te conducía hasta un tesoro."

Cuanto más próximo está el final de la novela, la barrera entre realidad y fantasía se va difuminando a un ritmo trepidante. Lo que en un principio versa sobre el dolor, la soledad y la añoranza, se transforma en un relato brillante acerca de la inspiración artística, la imaginación y los recovecos de la locura, un tema sobre el que Stephen King parece estar muy instruido. ¿Qué más puedo decir de La historia de Lisey a parte de que me ha encantado? Estamos posiblemente ante una de las novelas más personales del escritor estadounidense, una historia que parece una suerte de confesión literaria sobre su vida matrimonial y los altibajos de ser escritor, una especie de terapia que a través de los recuerdos y de las pistas que tanto la protagonista como el espectador se ven obligados a seguir, pretende ser una curación para la inquietud del alma. Profunda, mística y a ratos desconcertante, La historia de Lisey contiene un relato estremecedor al que quizá le cuesta arrancar, pero que recompensa con creces la paciencia depositada por el lector. Puede que el mayor logro de la novela sea el de resquebrajar la cordura de quien la lee. O puede que después de terminarla te sientas impelido a gritar: "Baby, Babyluv". En cualquier caso, una cosa es segura: nos vemos en Boo'ya Moon.

Puntuación

La historia de Lisey


21 comentarios :

  1. Pues lo tengo que leer, me encant aS.K. asique no me queda otra, es obligación. Gracias wapa

    ResponderEliminar
  2. Con los libros de terror no puedo, aunque pinten tan interesantes como éste. ¡Qué capacidad de mezclar temas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hazte un espacio porque NO ES UN LIBRO DE TERROR. Es drama mezclado con fantasía y, si bien en la trama aparece un monstruo, no llega a dar miedo, sino que te tensa y en momentos muy específicos. Es un libro maravilloso, debo decir que el mejor que he leído, dale una oportunidad, porque crees que terminarás aterrado, pero terminas emocionado. Es una perfecta mezcla entre Drama, Romance, Fantasía y Thriller. Recomendadísmo.

      Eliminar
  3. Ais Stephen King es enorme *_* besos

    ResponderEliminar
  4. Joder, si ya me gustaba el señor King, creo que con novelas como esta podría incluso gustarme más. Un viaje tan íntimo y perturbados y con tanto misterio tiene buena pinta; y mira que al principio el argumento no me llamaba nada.

    Gracias por la reseña ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que a ti también te guste. Es un autor muy polifacético aunque muchos de sus libros tengan la misma temática. Nos vemos!

      Eliminar
  5. Qué cosas con el gran King y yo que no termino de reconciliarme con él. Creo que me iría mejor con una historia como la que reseñas; algo así profundo.

    Buena reseña :D

    ResponderEliminar
  6. Quizá es uno de los libros de Stephen King que menos me llamen la atención, pero no descarto para nada leerlo en algún momento. Gracias por la reseña! Un beso =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me llamaba mucho, la sinopsis me pareció algo confusa, pero he de decir que me tuvo muy enganchado y que al final mereció la pena. Besos!

      Eliminar
  7. Lo leí en inglés por no esperar a su traducción y reconozco que no es de susmejores historias. Se va más a los sentimientos iniciales que al desarrollo de la historia en sí. Pero que puedo decir... es King, me encantó
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, a mí me gustaron más libros como El resplandor, It (Eso) o La cúpula, pero este también está bastante bien. Saludos!

      Eliminar
  8. Ains, La ladrona de libros *-* no te dan ganas de volver a leerlo?
    Me llama la atención por lo que comentas, libros dentro de libros pero me atrae más "Mientras escribo" que seguro da rienda suelta a unas cuantas paranoias xD Aún así seguro que cae un día de estos, que es King, por favor!
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, créeme que algún día lo volveré a leer. Hablando de paranoias, este anda bastante sobradito xD No es de lo mejor de King, pero también es bastante bueno. Besos!

      Eliminar
  9. A mí éste nunca me llamó especialmente la atención, pero lo cierto es que lo tengo muy recomendado por una buena amiga, me comentó que es uno de los que más le gustaron de King, pero fuera de su opinión no sabia mucho más, así que bueno, lo leeré también un día de éstos~

    ResponderEliminar
  10. Este señor es un maestro. Creeme que ando leyendo uno de el y estoy mas que fascinada!


    besos!

    ResponderEliminar
  11. ¡Magnífica reseña! Has recogido perfectamente la esencia de la novela. Hace ya algún tiempo que la leí. Recuerdo que era verano y prácticamente pasé todas las páginas al aire libre. Una gran novela, sin duda, que entra a formar parte de los títulos más interesantes de King. Por cierto, a mí también me encanta cualquier historia que tenga el oficio de escritor en una papel destacado. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Yo también creo que es uno de sus libros más interesantes (tiene tantos xD) y cualquier aficionado al autor debería leerlo. Saludos!

      Eliminar
  12. Me encanta King, sin embargo no he leído este libro. Nunca lo he considerado como un escritor limitado solamente a las novelas de terror, tiene trabajos que se alejan del genero y son increíbles. Pienso que es el cuentacuentos por excelencia, y él no intenta hacerse pasar por un escritor serio. Espero leer pronto este libro.

    ResponderEliminar
  13. Es un excelente libro, vale la pena leerlo. Cuando te enganchas no puedes parar de leer.

    ResponderEliminar
  14. Un libro soso y sin enganche para ser escrito por King. No hay que alabarlo tanto ni hacer la pelota de esa manera

    ResponderEliminar
  15. A mi personalmente, al principio me costó bastante seguirlo hasta el punto que estuve tentada a abandonar la lectura pero como soy uy cabezona lo acabé. El principio és confuso y aburrido, según avanza la trama (hacia la mitad de la novela) se pone más interesante y empieza a ser más entendedora.
    La "Historia de Lisey" se cuenta en 600 páginas, yo creo que con menos también se hubiera podido contar y no se haria tan pesada a momentos. Ésa es mi opinió, claro.

    ResponderEliminar

 
Generación Reader © 2012