Reseña "It (Eso)"

sábado, 21 de septiembre de 2013

Título: It (Eso)
Autor: Stephen King
Año de publicación: 1986
Género: Novela, terror
Editorial: DeBolsillo
Páginas: 1504
PVP: 11.50 €
ISBN: 9788497593793

¿Quién o qué mutila y mata a los niños de un pequeño pueblo norteamericano? ¿Por qué llega cíclicamente el horror a Derry en forma de un payaso siniestro que va sembrando la destrucción a su paso? Esto es lo que se proponen averiguar los protagonistas de esta novela. Tras veintisiete años de tranquilidad y lejanía una antigua promesa infantil les hace volver al lugar en el que vivieron su infancia y juventud como una terrible pesadilla. Regresan a Derry para enfrentarse con su pasado y enterrar definitivamente la amenaza que los amargó durante su niñez. Saben que pueden morir, pero son conscientes de que no conocerán la paz hasta que aquella cosa sea destruida para siempre.

Opinión

Recuerdo perfectamente el día que me hice con esta novela. Es más, aún guardo el ticket de compra (en algún lugar indeterminado, debo confesar). No fue el único libro que se vino a casa aquella mañana. Claire se queda sola y Por amor a Isis, un inesperado obsequio por haber rescatado dos ejemplares en edición de bolsillo de la estantería. Recuerdo con pasmosa claridad, a pesar de que han transcurrido casi tres años, que la banda sonora de este libro fue 'Underclass Hero', dónde lo adquirí, con quién estaba cuando lo hice y también la emocionante expectación que me invadía por no poder esperar a descubrir todo lo que iba a depararme mi primer contacto con la obra de Stephen King, qué terribles secretos aguardaban tras cada una de sus 1500 páginas, qué promesas, sueños, terrores y esperanzas infantiles se escondían bajo el subsuelo de una infame ciudad llamada Derry (I ♥ Derry), todavía desconocida para mí. 
      Con el paso del tiempo he descubierto que todos estos pedazos de información son de una importancia vital. Tristemente, me he dado cuenta de que la memoria es frágil, tramposa y escurridiza, que cuesta demasiado esfuerzo conservarla intacta y que a veces, incluso en el caso de las más significativas, nuestras experiencias pasadas no son tal y como las solemos evocar. Por eso, volver (bajar) a las podridas alcantarillas de It (Eso) no ha sido tanto un regreso como un redescubrimiento, un viaje que Sileny, Miyu y yo hemos emprendido con entusiasmo para vivir de nuevo esta magnífica novela de amor, amistad, coraje y horror, para buscar entre un millón de retazos confusos la verdadera historia que descansa bajo esta maraña de recuerdos.

Volver al sitio donde uno ha crecido es como hacer una de esas descabelladas pruebas de contorsionista: meterse los pies en la boca y tragarse a uno mismo, hasta que nada queda. No se puede hacer, y cualquiera en su sano juicio debería alegrarse de que no sea posible.

Bill, escritor de relatos de terror, casado con una espectacular actriz. Richie, el Hombre de las mil voces, prestigioso DJ y humorista radiofónico. Ben, multipremiado arquitecto de proyección internacional. Stan, empresario judío, podrido de dinero. Eddie, taxista de celebridades. Beverly, diseñadora con una prometedora carrera a sus pies. Todos llevan una existencia tranquila a primera vista, una vida exitosa pero en cierto modo turbulenta, marcada por una infancia traumática en la que tuvieron que hacer frente al mal más abyecto, una criatura de pesadilla que se dedicaba a devorar niños en su ciudad natal. Aunque acabaron venciendo a este terrorífico enemigo, juraron en su juventud que si alguna vez aquello que los acechaba volvía a las andadas, regresarían para destruirlo definitivamente. Y, en efecto, la bestia conocida como Eso ha comenzado un nuevo ciclo de crímenes. Por lo tanto, Mike, único miembro de Los Perdedores que permaneció en Derry en calidad de guardián, ha convocado al resto de la antigua pandilla con el objetivo de matarlo o morir en el intento.
      Muchos de los que aún no hayáis tenido la oportunidad de abordar este mastodonte literario, pensaréis que, siendo un libro de Stephen King, It (Eso) es una historia pensada para hacer pasar miedo y que en ella abundarán escenas sangrientas, crueles, repulsivas y desagradables. No estáis equivocados. De hecho, si la idea de un payaso asesino atemorizando a las gentes de un pequeño pueblo ficticio emplazado en el estado de Maine no fuera suficientemente aterradora, basta pensar en que las víctimas de este monstruo son apenas unos niños para tener ganas de encerrarse en un sótano blindado y no salir ni a por agua en una buena temporada. Sin embargo, no es esta aparente morbosidad el atractivo ni el tema principal de It (Eso). Stephen King aborda cuestiones mucho más profundas, esenciales y conmovedoras que la simple carnaza sentimental, y lo hace con una endiablada inteligencia que roza el puro instinto narrativo, un dominio absoluto, incontestable y demoledor del ritmo, demostrando una sensibilidad especial a la hora de esbozar la personalidad y el comportamiento de unos personajes espectaculares, elaborar de forma maestra el paisaje de una ciudad que adquiere vida propia a medida que nos adentramos en su oscuro interior y sobre todo, impregnar al texto de una arrebatadora nostalgia, añoranza por las cosas que dejamos atrás y remordimientos por culpa del abrumador peso que en ocasiones arrastramos desde la niñez.

Tal vez -pensó- no existen los buenos y los malos amigos; tal vez solo hay amigos, gente que nos apoya cuando sufrimos y que nos ayuda a no sentirnos tan solos. Tal vez siempre vale la pena sentir miedo por ellos, y esperanzas, y vivir por ellos. Tal vez también valga la pena morir por ellos, si así debe ser. No hay buenos amigos ni malos amigos, sólo personas con las que uno quiere estar, necesita estar; gente que ha construido su casa en nuestro corazón.

La novela discurre entre dos líneas temporales situadas en el verano de 1958 y el año 1985 (58 y 85, los nuevos siervos del ka después del 19 y el 99), dos fechas que marcan la infancia y la edad adulta de los protagonistas y que se van intercalando de forma periódica a lo largo de todo el libro para darnos a conocer progresivamente detalles que explican bajo qué circunstancias se fueron conociendo los niños hasta formar el grupo completo, cómo vivían acosados día tras día por sus temores (miedo a los abusones del colegio, miedo a sus padres maltratadores, miedo a sufrir daño, miedo a la muerte, miedo a la incomprensión, miedo a confesar sus más íntimos sentimientos) y de qué manera exponer la intensidad de sus vivencias compartidas sacará a relucir muchos recuerdos que una vez decidieron olvidar. Dada su impresionante extensión, tampoco faltan capítulos en los que se ahonda en la historia de la ciudad o que narran acontecimientos alejados del nudo grueso de la trama pero que ayudan en grado sumo a comprender la inmensa complejidad de la novela, siempre salpicada de escenas e imágenes tan impactantes como perturbadoras.
    A pesar de todo, It (Eso) sigue siendo una obra imposible de describir en unos pocos párrafos. Es un relato que posee tal cantidad de lecturas, disfrutable a tantos niveles, tan entrañable, adulta, sólida, bien escrita y poseída por un abrumador tono épico (véase la Apocalíptica batalla a pedradas, el rito de Chüd o la huida de Neibolt Street) que no me apetece seguir extendiéndome ad infinitum alabando sus innumerables virtudes ni la forma en que esta historia dejó su huella indeleble en mi interior. Así pues, lo único que puedo aconsejar es que no te dejes intimidar por su fachada terrorífica o por la mala prensa de ese payaso que en el transcurso de los años se ha convertido en todo un icono cultural, porque It (Eso) es además una obra memorable e imprescindible en mayúscula, que ensalza y forja valores de gran calado y que disecciona las raíces de nuestros miedos más primigenios como ninguna otra es capaz. Un libro que se encuentra entre los mejores que nunca haya tenido el placer de probar y que, al igual que ocurre con los amigos de la infancia, una vez se interna en tu corazón ya no se puede sacar jamás. No lo dudes. Ven. Aquí abajo... todos flotamos.

Puntuación

It (Eso)


12 comentarios :

  1. Empecé con Sthefen King con mal pie, y el primer libro que leí de él lo tuve que abandonar porque no me engachaba nada, así que la primer impresión de él no fue muy buena... Pero viendo tu reseña y com lo buena y tentativa que lo pones, uffff tengo que leerlo *_*
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Llevo bastante tiempo con ganas de leer algo de Stephen King, pero tenía dudas sobre si podría disfrutar de sus novelas aunque no me diesen miedo. Me aburren las películas y relatos de terror, precisamente porque nunca consiguen asustarme y en muchos casos eso les quita todo su valor. Sin embargo, por lo que comentas, parece que este libro tiene muchos más aspectos que la historia de terror, así que creo que me animaré con él pronto. Y si consigue darme miedo de verdad, entonces ya sería para quitarse el sombrero.

    ResponderEliminar
  3. Sin duda alguna, IT es de mis libros favoritos en general. Siempre lo recomiendo y la gente me da largas (ya sea por su tamaño o porque "los payasos me dan miedo" (que ésto también es absurdo, porque el payaso sale muy poco)). La primera vez que leí IT fue el verano de 2012 y yo misma era un poco reacia (porque vi la peli de pequeña y no me gustó nada), pero le di una oportunidad y es una de las mejores cosas que he hecho nunca. Este verano al releerlo, me di cuenta de que me pasaba un poco como al club de los perdedores, que iba olvidándome de las cosas, y no quiero. No quiero olvidarles, y creo que por eso iré releyéndolo cada verano o algo xDDDD.

    Te ha faltado al final dejar xD: Castiga, exhausto, el poste tosco y recto, e insiste infausto, que ha visto a los espectros. (Que por cierto, me lo aprendí de memoria XDDD).

    ResponderEliminar
  4. De chica he visto la película, y nunca me gusto. Cuando me entere que era un libro de King, y más con la cantidad de páginas decidí que algún día tendría que leerlo.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  5. Cásate conmigo y vámonos a Derry a hacer bizcochos <3
    Uh, qué ha pasado? xD En serio, me ha encantado la reseña.
    En fin, sabes de sobra que It es *____* y también uno de mis favoritos. Roza la perfección. Es uno de esos libros que calan y te vas a acordar por siempre de él. Es Derry, son los personajes, la psicología de cada uno de ellos, es Penny y Silver, y la tortuga. Y todo. Y no da miedo. Vale que tiene algunas escenas que llegan a ponerte los pelos como escarpias, pero es más psicológico que otra cosa y el payaso es muchísimo más de lo que deja entrever la sinopsis. Menos mal que me atreví con él...
    Es curioso porque en los mercadillos/tiendas de segunda mano veo un montón de libros de King pero aún no he visto It. La gente se lo queda por algo. Junto a "El resplandor" y "22/11/63", uno de los mejores de King.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Me gustó muchísimo! la reseña te ha quedado genial, si la gente lee tu reseña entera seguro que se quitan los prejuicios de que sea tocho o del payaso por que has dejado bien claro que trata de muchísimo más.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Oh dios xDD aqui no se consigue en papel. eso si que duele. pero tengo que hacerme con el

    ResponderEliminar
  8. EL libro lleva en mi lista de pendientes mucho tiempo. Lo malo que le veo es que al ser un libro tan grande, puede llegar a cansar las manos durante sesiones largas de lectura

    ResponderEliminar
  9. Y pensar que lo tengo en casa a escasa 150 páginas de terminarlo pero me cuesta porque últimamente sólo tengo tiempo a leerlo de noche, así que a ver si le echo valor y lo termino.

    Un besiño

    ResponderEliminar
  10. No he leído la novela pero sí he visto la peli y da mucho mucho miedito. Me encanta!!! jajaja.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. No sabes las ganas que tengo de releerlo por culpa de la cantidad de reseñas que estoy viendo últimamente, ¿puedo odiaros? No me da la vida...

    Un libro genial, estupendo, aterrador... de los mejores de King.

    ResponderEliminar
  12. ¡Este libro me lo leí con 14 años! Lo leí durante un viaje y cuando estaba sola en la habitación del hotel devorando sus páginas llegué a tener auténtico miedo.
    No he vuelto a leerlo y la verdad es que, aunque el recuerdo de este libro y muchas de las sensaciones que me produjo no me han abandonado, hay algunas cosas que no recuerdo, así que me gustaría hacer pronto una relectura...
    Pero a pesar de todos los años que hace que lo leí, hay escenas del libro, frases, situaciones, personajes... que no se me han olvidado, que los tengo muy frescos en la memoria.
    En definitiva es un libro que deja marca y, como tú, pienso que es totalmente recomendable.
    Un saludo! ^^

    ResponderEliminar

 
Generación Reader © 2012