Reseña "Los años de peregrinación del chico sin color"

martes, 22 de octubre de 2013

Título: Los años de peregrinación del chico sin color
Autor: Haruki Murakami
Saga: -
Año: 2013
Editorial: Tusquets
Páginas: 320
Precio: 19.95€

Cuando Tsukuru Tazaki era adolescente, se sentaba durante horas en las estaciones para ver pasar los trenes. Ahora, con treinta y seis años, es un ingeniero que diseña y construye estaciones de ferrocarril y que lleva una vida tranquila, tal vez demasiado solitaria. Cuando conoce a Sara, una mujer por la que se siente atraído, empieza a plantearse cuestiones que creía definitivamente zanjadas. Entre otras, un traumático episodio de su juventud: cuando iba a la universidad, el que fue su grupo de amigos desde la adolescencia cortó bruscamente, sin dar explicaciones, toda relación con él, y la experiencia fue tan dolorosa que Tsukuru incluso acarició la idea del suicidio. Ahora, dieciséis años después, quizá logre averiguar qué sucedió exactamente. Ecos del pasado y del presente, pianistas capaces de predecir la muerte y de ver el color de las personas, manos de seis dedos, sueños perturbadores, muchachas frágiles y muertes que suscitan interrogantes componen el paisaje, pautado por las notas de Los años de peregrinación de Liszt, por el que Tsukuru viajará en busca de sentimientos largo tiempo ocultos. Decididamente, le ha llegado la hora de subirse a un tren.

Opinión

Ya está. Se acabó la espera. Tan solo seis meses después de su publicación en territorio patrio e incluso mucho antes que su traducción al inglés, el pasado 15 de octubre se puso a la venta en nuestro país Los años de peregrinación del chico sin color, la ansiada última novela del escritor japonés Haruki Murakami. Y es que a día de hoy, se puede contar con los dedos de una mano el número de autores que son capaces de levantar tanta expectación ante la salida de cada nueva obra como el eterno candidato al Premio Nobel. Muy pocos tienen la habilidad de generar entre su público odios y pasiones tan intensos, casi siempre a partes iguales. Y desde luego, no hay en el mundo nadie más indicado para evadirse de la realidad en entornos perturbadores y oníricos que este entrañable corredor de fondo, amante de los gatos, el béisbol y la música clásica. Sin embargo, a pesar de estar sobradamente familiarizado con su trabajo, lo que más me sigue asombrando de Haruki Murakami (autor de obras tan dispares como la excepcional 1Q84, Kafka en la orilla o Baila, Baila, Baila) es comprobar cómo utilizando una y otra vez las mismas herramientas narrativas que le caracterizan, consigue dotar a cada uno de sus títulos con una personalidad única, trascendente y fácilmente distinguible. Soledad, tristeza, alienación, sentimientos de culpa, incertidumbre e incomprensión. Nada desconocido en el último libro de Murakami, pero todo ello observado bajo la luz de un prisma completamente diferente.

Pero ahora ya no creía en grupos perfectos y armónicos, ni sentía en su cuerpo el calor de ninguna química.

La historia que nos presenta en esta novela el escritor japonés es la del joven Tsukuru Tazaki, un hombre de 36 años tranquilo, reservado, que se dedica a diseñar estaciones de tren y que a lo largo de su juventud formó parte de una insólita pandilla en la que cada miembro tenía en su apellido el nombre de un color. Todos salvo el propio Tsukuru, motivo por el que no tardó en ganarse entre sus amigos el sobrenombre de descolorido. Pero un día, sin motivo aparente, los cuatro componentes del grupo decidieron excluirlo para siempre de sus vidas, causando en Tsukuru una devastadora sensación de vacío que lo arrastró a una depresión sin precedentes y a un oscuro período en el que acariciaba de forma continua la idea del suicidio. Así pues, aunque finalmente Tsukuru parece haber conseguido recuperarse de sus heridas emocionales, el tiempo a la larga pondrá de manifiesto el pesado lastre que acarrea nuestro protagonista por no haber sido capaz de superar tan traumática experiencia.
    Intercalando en todo momento capítulos narrados en la actualidad con algunos de los episodios más significativos de la adolescencia de Tsukuru, Haruki Murakami elabora un complejo e íntimo relato de autodescubrimiento y superación personal que saca a relucir su máximo potencial como narrador. Intensa, vibrante, sorprendente y lírica, Los años de peregrinación del chico sin color mezcla lo mejor del realismo murakamiano con esa vertiente fantástico-alucinógena que tanto me gusta del escritor. Esta imprevisible y un tanto críptica dicotomía se expresa de manera recurrente en forma de fábulas un tanto asilvestradas, visiones difíciles de interpretar y extraños sueños eróticos que de repente adquieren visos de realidad, reflejando así el viaje tanto físico como metafórico que emprende Tsukuru Tazaki a lo largo de la novela para reconciliarse de una vez por todas con su pasado y quienes lo habitaron.

-Tal vez lo hicieras, pero tengo la sensación de que la herida se cerró superficialmente -dijo con calma, mirándolo a los ojos-. ¿No se te ha ocurrido pensar que quizá, debajo sigue manando sangre?

Sobre la historia de Los años de peregrinación del chico sin color (inspirada en la famosa composición de Liszt) solo puedo decir que me ha encantado, que me ha tenido en vilo y con el corazón encogido en un puño durante las más de 300 páginas que dura. Al igual que me han encandilado todos los personajes que aparecen en la novela, quienes están muy bien caracterizados y sufren de las demenciales particularidades a las que nos tiene acostumbrados Murakami, inquietantes escenas de sexo incluidas. El nuevo y exitoso libro del escritor japonés no solo se centra en recrear la angustia existencial y el dolor psicológico más absoluto, terrible y sobrecogedor, sino que ahonda en los diversos tipos de relaciones emocionales que nos unen, nos separan y nos mantienen atados a la realidad. Se trata de una obra radiante y esperanzadora a pesar de su deprimente puesta en escena, una historia adictiva, melancólica, sugerente, repleta de simbolismos amén de otras referencias musicales y cuya linealidad aparente acaba descomponiéndose en todos los colores del espectro, golpeándonos de lleno con sus giros inesperados como un contundente rayo de luz.
    En definitiva, los lectores más afines a la obra de Haruki Murakami encontrarán rápidamente en Los años de peregrinación del chico sin color espacios en común con otros de sus trabajos, por lo que no les resultará nada complicado sumergirse en las profundidades de esta magnífica novela, que podría considerarse en base a las repetidas menciones a Facebook, Twitter o Google como la más moderna y tecnológica del autor. Lo mismo podría aplicarse a quienes no son capaces de leer ni diez páginas seguidas de algo escrito por Murakami: absteneos, porque lo único que vais a encontrar es un concentrado narrativo imposible de digerir. En cuanto a mí, reencontrarme con el delicioso estilo desgarrador y nostálgico de Murakami ha sido un tremendo placer que por desgracia no sé cuándo se volverá a repetir. De momento, aún puedo disfrutar del recuerdo indeleble que ha dejado esta novela en mi interior, otra extraordinaria pieza que añadir a la colección de joyas narrativas creadas por Murakami. Y ya van muchas.

Los años de peregrinación del chico sin color, Haruki Murakami


22 comentarios :

  1. He leído tan solo dos libros de este autor y me gustó mucho, así que tras leer tu reseña esta me la apunto a ver si puedo hacerme con ella :>

    Besitooos

    ResponderEliminar
  2. No acaba de convencerme, hay algo en él que me hecha para atrás.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. QUE LLORO EH. Casi lloro de verdad con tu reseña.
    Lo quiero muchísimo, sé que lo disfrutaría :_
    Todos los elementos que comentan son tan clásicos en el estilo del autor, pero nada repetitivos y hacen a todos los libros tan especiales y particulares. Pocas veces disfruto leyendo tanto como lo hago con Murakami y sé que te pasa lo mismo xD Así que te entiendo.
    Eso sí, creo que no dejaré de quejarme del precio que pone la editorial. Casi 20€ por 300 páginas no me parece muy normal, y menos cuando Murakami tiene bastante tirada. En el terremoto es aún más fino y lo vi por 18€, creo recordar.
    Pero bueno, me callo ya. Resumen: QUE LO QUIERO MUCHO.
    ¡Besos! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo terminé de leer ayer y me gustó mucho. Si el final hubiera sido más "fuerte", lo habría puntuado con un 10. Un saludo.

      Eliminar
  4. Me encanta la portada... pero leí After Dark del autor y me costó...

    ResponderEliminar
  5. Me lo apunto porque me parece la sinopsis muy interesante :)

    Un besiño

    ResponderEliminar
  6. Me apunto este título. Me muero de ganas por leer algo de Murakami.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. que yo no se que hago de mi vida sin leer aun nada de este señor xDDDDD

    ResponderEliminar
  8. Murakami es el mejor!! Lo compre el mismo dia que salio!!! Me termino el libro con el que estoy ahora y lo leo :D

    ResponderEliminar
  9. Hace tiempo que quiero iniciarme con este autor, pero no sabía por qué obra comenzar. Creo que tu reseña, me ha convencido para empezar por esta, aunque espero no cansarme a las 10 páginas xD.

    ResponderEliminar
  10. He leido tooooooooda la obra de Murakami y se puede decir que soy un fan. En esta novela, encuentro que va de más a menos. No me ha decepcionado del todo pero según avanza es más aburrido y repetitivo. A los que no lo conozcan mucho, empezad por 1Q84 y os alucinará.

    ResponderEliminar
  11. He leido tooooooooda la obra de Murakami y se puede decir que soy un fan. En esta novela, encuentro que va de más a menos. No me ha decepcionado del todo pero según avanza es más aburrido y repetitivo. A los que no lo conozcan mucho, empezad por 1Q84 y os alucinará.

    ResponderEliminar
  12. Ese título, anudado a la portada es algo muy extraño. Yo no sé a que espero que no he leído nada de Murakami, hace tiempo que quiero 1Q84 pero sólo hasta hace poco lo pedí. Espero que me guste y así, leer más obras de este señor. Que por tus reseñas, (que ha acá he leído ya varias) Creo que así será.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. No sé. ¿Cómo lo explico? He notado cosas muy diferentes en esta novela. Ha sido un viaje hacia dentro de los que hacen época. El ritmo y la historia han sido elementos sólidos y han funcionado perfectamente. Nunca antes me había sentido tan reflejado en una de sus obras. Y eso que los "desubicados" tenemos a Murakami como nuestro Líder Alfa. Una sorpresa genial. Y una magnífica reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  14. La acabo de terminar, no es de todo mala, pero creo tiene mucho relleno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino similarmente. Tiene relleno, te quedas esperando un clímax impactante que nunca llega. El personaje arregla sus problemas que tuvo por 16 años en menos de una semana y sin ninguna dificultad. Creo que la narrativa estuvo algo floja. A mi parecer, es la peor de sus obras. Espero que no continúe así para su siguiente libro.

      Eliminar
  15. Otro punto de vista
    http://lectoresinsaciables.blogspot.mx/2013/11/los-anos-de-peregrinacion-del-chico-sin.html

    ResponderEliminar
  16. Ya termine de leerlo y me quede picado, quiero saber si hay fanarts o algo parecido, la historia que acaba con un final sin final aun no termina de convencerme.

    ResponderEliminar
  17. La verdad es que, aunque me había sentido profundamente identificada con "Tokyo Blues", llegando a considerarlo mi libro favorito, la narración de éste libro realmente me poseyó. Aún teniendo partes flojas, en ningún momento se deja de sentir la esencia de Murakami y la conexión que tiene con aquellos que aún no encontramos nuestro propio color.

    ResponderEliminar
  18. Nada más copió el archivo de Sputnik, mi amor y lo pegó en un nuevo archivo y le cambio el nombre.

    ResponderEliminar
  19. Yo lo acabo de terminar... Y bueno, es la primera obra del autor que me leo, así que ni idea de como maneja sus historias o si es de los que le agregan o no pimienta extrema a sus obras.
    La verdad es que me gusto, pero tampoco me fascino. Es mi humilde opinión y claro esta... El final esta hecho algo muy liviano, me dejo con una interrogante tremenda, se que a muchos les gustan los finales abiertos, que dejan al lector que haga con su mente lo que quieran, pero en lo personal a mi, a mi, me dejo con hambre...
    Además... ¡Qué rayos! Me quede con la pregunta "¿que le paso a Haida?

    ResponderEliminar
  20. Mmmmm no me gustan los finales sin final, quien lo llamo? Donde se fue Haida? Y Sara??? Lo calificó con un 7

    ResponderEliminar

 
Generación Reader © 2012