Reseña "El guardián entre el centeno"

viernes, 28 de septiembre de 2012

Hay libros que por su manifiesta originalidad, su carácter revolucionario o por casualidades intrínsecas de la vida, son considerados grandes clásicos de la literatura prácticamente desde el momento de su publicación. La grandeza de El guardián entre el centeno reside sobre todo en el espectacular impacto que produjo en la sociedad norteamericana la salida al mercado de este pequeño gran atlas de la psicología adolescente, impacto cuyo eco siguió resonando casi con la misma fuerza durante varias décadas más. Tanto es así, que la obra de Salinger no solo se ha convertido en lectura obligada y novela de culto para  millones de jóvenes y otros que no lo son tanto, sino que además, El guardián entre el centeno lleva siendo objeto de estudio en los institutos estadounidenses desde hace ya mucho tiempo. ¿Qué tiene este libro que 60 años después de su primera edición aún sigue deslumbrando a infinidad de lectores por todo el globo? Te invitamos a descubrirlo.

Título: El guardián entre el centeno
Autor: J.D. Salinger
Año de publicación: 1951 (2010)
Género: Novela, drama, clásicos
Editorial: Alianza Editorial
Páginas: 288
PVP: 9.00
ISBN: 9788420674209

Sinopsis

Las peripecias del adolescente Holden Caulfield en una Nueva York que se recupera de la guerra influyeron en sucesivas generaciones de todo el mundo. En su confesión sincera y sin tapujos, muy lejos de la visión almibarada que imperaba de la adolescencia hasta entonces, Holden nos desvela la realidad de un muchacho enfrentado al fracaso escolar, a las rígidas normas de una familia tradicional, a la experiencia de la sexualidad más allá del mero deseo.

Opinión

Una de las primeras cosas que me vino a la mente justo antes de empezar El guardián entre el centeno fue ese sentimiento de angustia ante la posibilidad de no disfrutar con un libro de semejante calibre. Y es que cuando se trata de leer novelas tan conocidas, aclamadas y significativas dentro de la historia de la literatura, es inevitable que surjan este tipo de preocupaciones. ¿Será tan bueno como dicen? ¿Me mirarán con cara de pánico si digo que no me gustó el libro? ¿No será que el título en cuestión está demasiado sobrevalorado y que su éxito reside tan solo en una serie de circunstancias fortuitas, enmarcadas en una situación social, económica o política determinada? Es cierto que hay muchas obras que se devalúan con el tiempo y que la aportación de algunas novelas al mundo de las letras sólo se puede entender dentro de su contexto histórico correspondiente, pero un rasgo llamativo de El guardián entre el centeno es que lejos de limitarse a profundizar en los conflictos propios de la América rancia y conservadora de los años 50, los problemas que asolan a su protagonista continúan vigentes hoy día, poniendo de manifiesto una verdad incontestable y duradera: la sociedad cambia, pero el individuo no.

"Si realmente les interesa lo que voy a contarles, probablemente lo primero que querrán saber es dónde nací, y lo asquerosa que fue mi infancia, y qué hacían mis padres antes de tenerme a mí, y todas esas gilipolleces estilo David Copperfield, pero si quieren saber la verdad no tengo ganas de hablar de eso."

Holden Caulfield es el ejemplo perfecto de adolescente, no incomprendido, sino que no comprende. Es un chaval de diecisiete años, perteneciente a una familia adinerada, que acaba de ser expulsado por enésima vez de la escuela, repudiado por un sistema educativo inflexible, ineficaz e insatisfactorio. Aunque por su aspecto físico pudiera aparentar más años de los que en realidad tiene, lo cierto es que su comportamiento y su manera de ser evidencian una inmadurez palpable. La relación con sus padres tampoco es que sea muy boyante, y ante la posibilidad de que lo envíen a una academia militar cuando se enteren de su enésimo tropiezo académico, Holden decide escaparse de la escuela en la que pasa sus últimos días de vacaciones y emprende un viaje a Nueva York que le llevará a explorar algunos de los aspectos más íntimos de su persona.
      A través de los pensamientos e impresiones de Holden acerca del mundo y de las personas que le rodean, observamos una más que notable capacidad para señalar cualidades como la hipocresía, el narcisismo o la falsedad, un concepto que se repite en numerosas ocasiones a lo largo de la novela hasta el punto de rozar la exasperación. La falsedad de la que habla Holden a lo largo de la historia poco tiene que ver con lo que entendemos nosotros por dicho término; se trata de una referencia a todo comportamiento que esté mínimamente regido por normas o convenciones sociales, acuerdos que el joven protagonista no entiende y que rechaza de plano. También se explora de manera profunda la curiosidad sexual de Holden  mientras el chico se desenvuelve de forma ineficaz en el terreno de las relaciones amorosas, un campo en el que a pesar de sus impulsos propios de la edad, no parece estar demasiado cómodo ni tener las ideas demasiado claras. En su camino Holden se cruzará con muchos personajes, algunos nuevos y otros relacionados directamente con su pasado o con algún familiar, que le aportaran distintos puntos de vista sobre el mundo adulto, pero al contrario que en otras historias similares, no se aprecia en El guardián entre el centeno una evolución clara del protagonista, quien al final de la novela padece exactamente las mismas carencias propias de la edad que al comienzo de la misma.

"-Este tipo de caída a la que creo que te diriges es de un tipo muy especial, terrible. Al que cae no se le permite ni oír ni sentir que ha llegado al fondo. Sólo sigue cayendo y cayendo."

Esta gran variedad de temas y situaciones resulta mucho más atractiva teniendo en cuenta el lenguaje rudo, desenfadado y provocador que emplea Salinger a lo largo de la novela. Otro rasgo que llama la atención pero que si no te acostumbras puede parecer enervante, es el limitado vocabulario del que hace gala Holden. A lo largo de los capítulos no dejarás de encontrarte expresiones del tipo "tío", "jo", "por el amor de Dios", "falso" y el siempre crispante "y eso". Aunque por debajo de sus expresiones vulgares y su absoluta incapacidad para exponer sus ideas de forma ordenada, se esconde una personalidad simplemente arrolladora. Crítico, contradictorio, mentiroso, apasionado, impulsivo, solitario, melancólico, Holden Caulfield muestra un manifiesto desprecio hacia el sistema y sus rígidas reglas, imitando patrones de conducta que él mismo repudia. Por otro lado, el protagonista de El guardián entre en el centeno muestra una completa devoción hacia sus hermanos y hacia los niños pequeños en general, tratando por todos los medios de proteger esa inocencia infantil que él está empezando a perder.
     Descubrir el porqué del título, inspirado en un poema de Robert Burns que guarda relación con algunos temas tratados en la obra de Salinger, ha sido todo un acontecimiento, pues una de las cosas que más me han gustado de la novela es la gran cantidad de simbolismos relacionados con el paso del tiempo, las responsabilidades del mundo adulto y el drama de hacerse mayor que en ella aparecen. Es cierto que pudiera ser difícil acostumbrarse al particular estilo narrativo de Salinger y que en más de una ocasión te entren ganas de abofetear al protagonista, pero El guardián entre el centeno me ha parecido en definitiva una novela deliciosa, de aprendizaje, una suerte de manual donde cada página encierra lecciones maravillosas, una historia para reflexionar largas horas, un libro con cuyo protagonista resulta prácticamente imposible no sentirse identificado. Por estas y muchas otras cosas, está claro que su encumbrada posición dentro de la cultura popular está más que justificada. Aunque si la has leído y no te ha gustado (puede que incluso la odies), no te sientas como un bicho raro. Después de todo, quizá lo peor de la novela sea la desmesurada leyenda que le precede. 

Puntuación

El guardián entre el centeno



56 comentarios :

  1. La leí en mi adolescencia y la verdad es que me apetecía volver a leerla, para saber las impresiones de ahora...buena reseña. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me lo han recomendado varias veces,y como esta de bolsillo no creo que tarde en caer :3 besos

    ResponderEliminar
  3. Llevo detrás de él años, pero es eso, ¿y si no me gusta?... a ver si me animo, gracias por la reseña ^^ Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que me pasó a mí, que lo fui aplazando porque pensaba que no me iba a gustar. Al final ha resultado ser una lectura totalmente recomendable. Besos!

      Eliminar
  4. Lo tengo pro casa como lectura obligatoria para este curso... asi que me tocara leerlo dentro de nada
    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Es uno de esos libros que tengo pendientes de verdad. Y mira que el otro día lo tuve en mis manos, pero no me lo llevé. Todavía no ha llegado nuestro momento :P.

    ResponderEliminar
  6. Este es mi libro favorito, lo he leido a lo largo de mi vida muchas veces, y cada vez que lo leo mi visión de la historia cambia, y mucho, sobretodo con la edad, que no es lo mismo cuando lo leí por primera vez que tenia 14, que ahora que tengo mas.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy seguro de que es uno de esos libros que ganan con las relecturas :)

      Eliminar
  7. Lo leí hace poco y me gustó bastante, más que nada por como está narrado, así muy de calle o de estar por casa. Esas expresiones repetitivas que te enervaron me parecieron que le daba más credibilidad, marcaban una diferencia entre Holden y el resto del mundo, le daban ese aire rebelde e inconformista que tan bien lo caracteriza ^^
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me enervaron al principio porque nunca había leído algo en un estilo tan coloquial, pero luego te acostumbras. Holden es un encanto xD

      Eliminar
  8. Una reseña estupenda :) A mí, personalmente, me gustó mucho el libro cuando lo leí hace un par de años, pero después de leer otras grandes novelas igual de "novedosas" en sus tiempos y tal y cual, llegué a la conclusión de que esta de Salinger está un poco sobrevalorada. Aún así, es imposible quitarle mérito y esta conclusión no desbancó al libro de su posición :)

    xx
    Luna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Estoy de acuerdo en que hay obras mejores, pero una cosa que valoro muchísimo de los libros es que tengan personalidad, y eso a El guardián entre el centeno le sobra. Besos.

      Eliminar
  9. Mi libro favorito. Recuerdo que me lo mandaron a leer cuando estaba en 4º de eso (también nos mandaron leer 'evasión en la granja', éramos muy americamos). Me dio curiosidad por lo que tú comentas, que era famoso. Recuerdo que me encantó y me sentí totalmente identificada con Holden. La segunda vez que lo leí fue al verano siguiente y me gustó más aún. Cada año suelo releerlo y gana con los años, es un libro que recomendaría a todo el mundo, creo que hace una gran crítica a muchas cosas, y que como comentas, es casi imposible no sentirse identificado con Holden. Me gusta mucho tal como habla, y la verdad es que para ser de los 50 también me resulta "chocante". Años más tarde me enteré de que era el libro de cabecera de varios asesinos en serie famosos... XD.

    Me alegro de que te haya gustado ^^.

    ResponderEliminar
  10. Me has dejado con ganas de releerlo. Hace ya doce años que este libro pasó por mis manos. Recuerdo que fue una gran lectura, recomendada por un profesor de mi instituto. Ahora que he recordado algunas cosas con tu reseña, creo que acabaré volviendo a sus páginas, sobre todo porque ahora podré hacer la lectura desde otra perspectiva. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Lo leí hace algunos años y recuerdo que cuando lo empecé también tenía cierto miedo de que no me gustará, pero la verdad es que me gustó bastante y guardo un buen recuerdo de él.
    Mis partes favoritas son las de Holden y su hermana, sobre todo cuando se descubre el por qué del título.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, la mejor parte de la novela es la del final, cuando Holden habla con su hermana y con su antiguo profesor. Besos!

      Eliminar
  12. Este libro es de mis eternos pendientes!! que ganas que tengo de tenerlo en casa!

    besos!

    ResponderEliminar
  13. Este es uno de los tantos clásicos que tengo pendientes, aunque no me llama demasiado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Es uno de los pocos libros que después de leerlo me ha dejado un regusto delicioso en la mente. Una auténtica joya en contenido y forma.

    ResponderEliminar
  15. Lo acabo de terminar, estaba en la escuela leyendo y de pronto ya había acabado, la verdad es que me gusto mucho este libro, aun que la verdad, al principio no sabia de que iba, es decir, tenia la idea, pero no sabia como expresarla, y definitivamente tienes razón, es un clásico, y si, el chico no comprende, pero trata de hacerlo. Me quedo por tu blog!
    Besos!
    P.D. si quieres ver mi reseña, ahorita la subo.

    http://entrelibrosymundos.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
  16. Uno de mis libros favoritos y uno de los que mejor sabor de boca me dejaron tras leerlo, hay mil y una opiniones acerca de "El guardián entre el centeno", pero no sé que es exactamente que te atrapa hasta devorar el libro y sentir fascinación por Holden...

    ResponderEliminar
  17. Recién lo termino y he de admitir que aunque no me ha disgutado, me ha dejado un sinsabor en la boca. El problema con los libros como éstos es las grandes expectativas que uno se hace antes de leerlo y luego es muy difícil lograr colmarlas. Igual creo que es uno de esos libros para leer y releer. Cuando lo vuelva a leer, ya comentaré. Me encantó tu reseña, un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Excelente reseña, tambien va a la lista de los deseos!

    ResponderEliminar
  19. Lo acabo de terminar. De principio a fin, siempre es la forma sobre el contenido, lo que se calla sobre lo que se dice, y te deja imaginar, por supuesto nada agradable, tan real como la vida de muchos. Por otro lado, no sé a qué viene tanto criticar la forma repetitiva y con escaso vocabulario de Holden: Es un adolescente, por el amor de Dios, y se supone que está hablando. Escribe unas redacciones de miedo, pero habla así. Holden.

    Muy buena la reseña, aunque le pondría más nota.

    ResponderEliminar
  20. Lo acabo de terminar. De principio a fin, siempre es la forma sobre el contenido, lo que se calla sobre lo que se dice, y te deja imaginar, por supuesto nada agradable, tan real como la vida de muchos. Por otro lado, no sé a qué viene tanto criticar la forma repetitiva y con escaso vocabulario de Holden: Es un adolescente, por el amor de Dios, y se supone que está hablando. Escribe unas redacciones de miedo, pero habla así. Holden.

    Muy buena la reseña, aunque le pondría más nota.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un 4.5 sobre 5, no sé si pensabas que era sobre 10 xD

      Eliminar
    2. Claro, lo pensaba, lo siento. Es muy buena nota, entonces.

      Eliminar
  21. Excelente nota! Esta novela es tan clásica como controversial. Holden Caulfield narra su desgarradora historia en primera persona con una voz cínica y llena de ironía.

    El final me resultó bastante anti-climático, pero la obra en general me gustó bastante. Sin duda alguna, uno de los libros más importantes del siglo XX.

    Realicé un reseña y análisis informal de la obra en mi blog. Si te interesa, te invito a leerlo y comentarme qué te parece:

    http://www.viajarleyendo451.blogspot.com.ar/2013/08/el-guardian-entre-el-centeno-el-eterno.html


    También, si querés podés seguirme en:

    https://www.facebook.com/sivoriluciano


    Subo notas de literatura, cine, humor y cultura en general.

    Muy buen blog! Saludos!!

    Luciano

    ResponderEliminar
  22. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  24. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  25. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  26. Yo acabo de acabarme el libro, y la verdad es que al ser una historia tan lineal me ha desconcertado un poco. A veces es tedioso de leer y las ideas de Holden pueden parecer zozobrantes o sin pies ni cabeza. Por eso estoy leyendo este post, para ver si leyendo las opiniones de los demás me aclaro un poco respecto a mi postura con este libro. Ha sido un análisis muy bueno, me ha servido. Gracias.

    Mi blog: www.recuerdostrenzados.blogspot.com

    ResponderEliminar
  27. Muy buena opinión sobre «El guardián entre el centeno». La novela también es interesante en cuanto a la diferencia que suscita entre la receptividad de un adolescente y de un adulto, cuyas edades les hacen casi infranqueables disfrutar de determinados estadios plenamente comprensibles desde el otro lado y viceversa.
    Creo que leer «El guardián entre el centeno» es siempre retornar a un estado voluble pero genuino como es la adolescencia, cosa que observo interesante e incluso grata. Por otro lado creo que las observaciones de Holden, si bien mal expresadas –coincido con que terminan arañando la paciencia–, no dejan de ser a grandes rasgos perfectamente lícitas, y su intuición es encomiable. La hipocresía de los adultos –y a veces, importante, de jóvenes como él– que le rodean llega a hacerse bochornosa, y sus denuncias fueron las mías mismas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Una de las mejores reseñas que he leído nunca. Cojo silla y me quedo. ¡Ave Salinger!

    ResponderEliminar
  29. Yo soy uno de esos a los que no le ha gustado la novela. El protagonista me pareció un niñato insufrible (tal y como quería describirlo el autor, claro está) con el que me fué totalmente imposible empatizar (¿un niño rico mimado de la élite de américa con problemas mentales y que vive en un mundo paralelo en su cabeza? Se me hace bien difícil empatizar con eso) y sus andanzas no me parecieron interesantes.

    Sí que en su momento, principios de los sesenta, sería una novela rompedora por su lenguaje y los temas que trataba, pero a día de hoy se ha quedado desfasada totalmente (una novela que ha envejecido mal en ese aspecto), por lo que no me pareció algo interesante tampoco.

    Y quitadas las dos fórmulas por las que la novela es famosa, pues me aburrió mucho el leerla; al menos era corta.

    ResponderEliminar
  30. Hola gracias por tu aporte, me gustan mucho los libros de este autor yo descargue muchos libros en una excelente web, aquí:

    http://dossier-1.blogspot.com/2014/05/el-guardian-entre-el-centeno-por-j-d.html

    Yo me uní a su google puls para estar al tanto de las novedades en libros.

    ResponderEliminar
  31. Quizá no lo leí en el mejor momento, pero no me pareció gran cosa, la verdad. Pensé: ¿tanta fama para ésto? Puede que algún día lo relea, y me guste, pero no lo veo probable. Lo dicho: Nada del otro mundo. Saludos.

    ResponderEliminar
  32. Quizá no lo leí en el mejor momento, pero no me pareció gran cosa, la verdad. Pensé: ¿tanta fama para ésto? Puede que algún día lo relea, y me guste, pero no lo veo probable. Lo dicho: Nada del otro mundo. Saludos.

    ResponderEliminar
  33. El libro me encantó,lo qué no entiendo es qué influencia ejerció en tantos asesinos, qué parte.

    ResponderEliminar
  34. Yo lo odie! lo leí por lo famoso y aclamado que es...tenia mucha curiosidad y la verdad es que lo odie! no se si sea una inculta y por eso no le encontré lo "maravilloso" pero nunca logró captar mi atención, a mitad de libro ni siquiera tenia ganas de seguir leyendo me resulto aburrido y obviamente deprimente

    ResponderEliminar
  35. Yo lo odie! lo leí por lo famoso y aclamado que es...tenia mucha curiosidad y la verdad es que lo odie! no se si sea una inculta y por eso no le encontré lo "maravilloso" pero nunca logró captar mi atención, a mitad de libro ni siquiera tenia ganas de seguir leyendo me resulto aburrido y obviamente deprimente

    ResponderEliminar
  36. La charla que le suelta el señor Antolini a Holden en medio de la noche estando 'curda' me pareció sin duda una de las mayores enseñanzas de este libro. A mí, que admito ser una inconformista del calibre del protagonista, me hizo reflexionar bastante. Eso de 'un día de estos averiguarás qué es lo que quieres, y entonces tendrás que aplicarte a ello inmediatamente. No podrás perder ni un solo minuto. Eso sería un lujo que no podrás permitirte' me hizo meditar durante minutos en la primera lectura del libro. Y debo decir que es una cita que guardaré siempre con mucho cariño, pues me parece que tiene mucho de verdad. Al igual que la que dice 'poco a poco comenzarás a discernir qué tipo de pensamiento halla cabida más cómodamente en tu mente. Y con ello ahorrarás tiempo porque ya no tratarás de adoptar ideas que no te van, o que no se avienen a tu inteligencia. Sabrás cuáles son exactamente tus medidas intelectuales y vestirás a tu mente de acuerdo con ellas'. Todas estas me parecen unas palabras muy sabias, palabras que todos aquellos jóvenes que alguna vez nos hemos sentido fuera de lugar e incomprendidos hubiéramos deseado escuchar por parte de algún adulto al que profesáramos cierta admiración. Yo nunca tuve a ningún señor Antolini cerca que me hiciera entender que ser diferente no era un defecto, sino una virtud de la que la sociedad, o una parte de ella, se podía beneficiar. En fin, creo que en este momento Holden diría 'DIGRESIÓN'.
    Un gran libro, de verdad. Pero confieso que no bastó con una única lectura para comprenderlo en su totalidad. Hay muchos simbolismos que en un primer momento se escaparon a mi entender.

    ResponderEliminar
  37. Es posible que en los años 60 hubiera tenido alguna influencia entre la juventud; pero de igual manera me parece exageradamente sobrevalorado; en esta época las cosas que hacía el adolescente protagonista de la novela vienen a ser los caprichos de un niño que no tienen ninguna trascendencia; ni siquiera tienen la virtud de llamar la atención. Ahora El guardián entre el centeno quedó totalmente fuera de época. En resumen: no me explico el tremendo interés que suscitó entre los lectores y críticos. Un verdadero bodrio.

    ResponderEliminar
  38. Es posible que en los años 60 hubiera tenido alguna influencia entre la juventud; pero de igual manera me parece exageradamente sobrevalorado; en esta época las cosas que hacía el adolescente protagonista de la novela vienen a ser los caprichos de un niño que no tienen ninguna trascendencia; ni siquiera tienen la virtud de llamar la atención. Ahora El guardián entre el centeno quedó totalmente fuera de época. En resumen: no me explico el tremendo interés que suscitó entre los lectores y críticos. Un verdadero bodrio.

    ResponderEliminar
  39. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  40. Hola, me he leído el libro recién en su lenguaje original (aun no lo leo en español) y me ha dejado con un sabor agridulce. Hubiese querido que Holden encontrara el camino, saber que va a estar bien, pero ese final taaan abierto me ha dejado un poco sin esperanza.

    Personalmente quería leerlo hace como 20 años, ya que en Chile hay una novela de los años noventa llamada "Mala Onda" de Alberto Fuguet, y cuenta la leyenda que el autor se basó en el libro de Salinger para escribir el suyo.

    Les recomiendo que si saben inglés lo lean en ese idioma. Otra cosa interesante y que lo hace ser de "culto" es el propio título del libro, que no dice nada a primera vista, pero después de leerlo uno piensa: el título lo dice todo en verdad.

    Muy buena la reseña! ahh por ahí leí que no era una institución mental, sino una especie de casa de reposo por tener neumonía, después de sus múltiples salidas nocturnas con frío y lluvia.

    Saludos!

    ResponderEliminar

 
Generación Reader © 2012