Reseña "La casa mágica de la señora Asworth"

lunes, 15 de octubre de 2012

Título: La casa mágica de la señora Asworth
Autora: Eva Pérez Rodríguez
Editorial: Espasa
Páginas: 216 páginas
Precio: 14,90€
Aquel aburrido verano en que Katia entró a trabajar en la librería El Dragón Rojo no podía imaginar que su vida iba a cambiar para siempre. Cuando la campanilla de la librería sonó para anunciar la entrada de aquella mujer de mediana edad, algo intangible -la magia- se coló por la puerta. De la mano de la señora Asworth, Katia descubrirá que los libros que tan secretamente guarda en el sótano Victoria, la dueña de la librería, son en realidad canales de poder que enlazan nuestro mundo con Araldor, un universo paralelo regido por la magia, sumido ahora en un terrible caos. Katia tendrá que ayudar a la señora Asworth a restaurar el equilibrio en Araldor, evitando al mismo tiempo que el mundo de los humanos se vea afectado.

Lo cierto es que La casa mágica de la Señora Asworth comienza de un modo bien simple, empleando además una fórmula más que vista; una joven que busca desesperadamente un cambio de aires. Tal y como dictan las primeras líneas de la sinopsis, aquel prometía ser tan solo otro verano aburrido para Katia, que a raíz de una serie de problemas decide que lo mejor para ella en aquel momento es mudarse con su hermana mayor. Sin embargo debido a que se queda sin los suficientes ingresos, nuestra joven protagonista se verá obligada a trabajar durante sus vacaciones de verano en una librería más que peculiar y de extraño nombre, El dragón rojo. Así pues gracias a la amistad de su hermana Berta con uno de los empleados de la tienda, Tomás, y junto a las agallas demostradas por parte de Katia a la hora de enfrentarse a su extraña pero también enigmática e imponente dueña, se ganará el derecho de formar parte de ese extraño sitio, visitado por clientes a la par de misterios.
   Pero la verdadera historia de Katia comenzará cuando por pura casualidad conocerá a una peculiar señora que regularmente visita su librería con unos encargos más que insólitos. Por petición de Tomás nuestra protagonista tendrá que llevarle el paquete a la mismísima casa de la señora Asworth. Pero Katia muy pronto descubrirá que nada es lo que parece, y que detrás de un simple espejo puede esconderse perfectamente un mundo lleno de posibilidades, cargado de magia hasta el último de sus rincones, y que tan solo pocos privilegiados tendrán el derecho de visitar.

Casas mágicas, perros que hablan, magas malas, y un reino condenado, son tan solo algunas de las cosas que encontraremos a lo largo de esta corta y amena lectura sin grandes pretensiones. La primera obra de una chica que nunca dejó de soñar que un mundo mejor, lleno de magia y buenos sentimientos es posible. Disfrazado por las hábiles pero quizás un poco inexpertas manos de su autora, nos encontramos ante una historia sencilla sobre un mundo condenado a desaparecer, y que bien podría traer la desgracia sobre el nuestro, pero cargado con un mensaje positivo; mientras sigas soñando, todo es posible. En ese aspecto se nota que la autora en su momento seguramente fue una fiel y habitual lectora de dicha clase de libros, aunque espero que para la próxima obra opte por una historia con un poco más de profundidad, y quizás incluso nos sorprenda gratamente. Un libro que bien resulta un poco demasiado infantil para mi gusto, por lo que me veo incapaz de calificarlo en profundidad, resultó ser al final una historia agradable de leer, que aunque peca de simplona en muchísimos aspectos, en general recuerda a la simpleza de esos libros que leíamos cuando eramos más pequeños y que nos introdujeron de lleno al maravilloso mundo de la literatura. Y recordar esos viejos tiempos nunca le viene mal a nadie la verdad.
    En resumen pues poco puedo añadir ya, La casa mágica de la Señora Asworth os resultará una lectura amena para aquellos que desean desconectar un rato perdidos en otro reino lleno de magia. Pero os aviso desde ya que es una lectura más infantil que juvenil, por lo tanto no hay gran profundidad en muchos aspectos, aunque el conjunto al final resulta estar bien conseguido. Así que visto desde el punto de vista infantil, creo que cumple con todas las expectativas del lector y gustará a los más pequeños de la casa. Sin embargo,  si buscáis algo con un poco más de profundidad, no es la mejor opción.

La casa mágica de la Señora Asworth


10 comentarios :

  1. Aun siendo más infantil que juvenil, la verdad es que el libro apetece. Libros + animales parlantes, ¡qué más se puede pedir :)!

    ResponderEliminar
  2. Pues pintaba muy bien! Una mezcla entre MDI y Las crónicas de Narnia, me daba la sensación.
    Es una pena que, a medida que vamos cumpliendo años este tipo de libros se nos queden "pequeños" U.U
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, tanto como MDI no creo, pero algo parecido supongo. Pues yo creo que es un libro que si le das una oportunidad puede que te guste y todo.

      Un beso ^^

      Eliminar
  3. A mi me gustaria leerlo! mi alma de niña no la he perdido xD
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, quizás caerá en algún sorteo...

      Besos

      Eliminar
  4. Pues me llama bastante, aunque sea un poco infantil! Besos

    ResponderEliminar
  5. Excelente reseña. Creo que, a pesar de lo que dices, el libro se ve interesante. La portada, aunque no es de las que me gustan, también me parece buena.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. A mí no me pareció tan infantil. Hay partes claramente enfocadas a un público más joven, pero aun así me pareció una novela juvenil interesante y bien escrita.

    He descubierto el blog gracias al directorio de blogs. Por aquí me quedo.

    Un saludito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No voy a negar que lo disfruté, pero cada vez prefiero una literatura mucho más adulta, pues lo juvenil y sobre todo lo infantil me deja muy insatisfecha.

      Un saludo y gracias por quedarte con nosotros ^^

      Eliminar

 
Generación Reader © 2012